Centro Europeo de Empresas e Innovación

CEEI - Asturias

Modelos ilusorios de expectativas.
¿Crisis, Qué Crisis?

Existen paradojas que ilustran situaciones de respuestas contrarias a lo programado (paradoja de Braess)  o de apreciación del resultado final dependiendo del nivel de muestra (paradoja de Simpson).

Sin embargo , por el contexto de crisis que actualmente padecemos, se nos presenta la siguiente paradoja: ¿cómo puede ser que ,estando la situación como está, seguimos soportando los atascos de tráfico en puentes y vacaciones y tenemos dificultad de coger mesa en nuestro restaurante favorito?.

Ante lo expuesto, supongo que recientemente habréis dicho u oído lo siguiente: ¡…Y eso qué hay crisis!.

Por el contrario ,si miramos a nuestro alrededor todos conocemos a algún familiar o  amigo que ha perdido durante este período de crisis su puesto de trabajo y, lo que es peor,  se le acabaron o se le acaban las prestaciones y no ven a corto ni a medio plazo posibilidades de acceso al mercado de trabajo . En cuanto a los sectores económicos , salvo contadas excepciones, quien más y quién menos ha sido tocado o abrasado por la coyuntura económica. El consumo se reduce drásticamente, los bancos están cerrando o abriendo el grifo a cuentagotas. Los procesos de disolución empresarial y ceses de actividad están a la orden del día.

Entonces, ¿por qué estamos detectando señales contrarias a la crisis?, ¿es qué ya vemos ‘la luz a final del tunel’?. En principio todo apunta a que no, los datos macroeconómicos más optimistas indican que la recuperación no se verá hasta finales de 2010 o principios de 2011.

Este repentino ánimo colectivo se está basando más bien en un análisis difuso de la situación real macerado por el ‘sesgo del agarrarse a un clavo ardiendo’ y que más que un indicio de salida de crisis hay que tomarlo como un ‘síntoma de travesía del desierto’ .

Me explico. Voy analizar el efecto ilusorio en dos sectores concretos: el hostelero y el hotelero.

Creo que en el hostelero lo que se produce es una concentración de las PYMES supervivientes, aquellos que han resistido , aquellos que su modelo relación calidad-servicio/precio ha sido premiado por el comportamiento de un consumidor que cada vez consume menos pero lo concentra en estos sitios que le ofrecen dicho modelo.

En cuanto al turístico lo que ocurre es que viajamos sí (¡dios nos libre, aquí en España de no vacacionar ) pero nuestra estancias es por menos días y nuestro gasto medio en el entorno turístico es menor.

El emprendedor tiene que tener en cuenta estos efectos y ‘permeabilizarlos en la ecuación’ .Debe hacer un buen análisis de la viabilidad de su proyecto apoyado por un excelente trabajo de campo. No confundir empresas exitosas con PYMES supervivientes que les va bien (y pudieron o pueden aguantar por su estructura) con la jibarización y concentración del mercado.

A petición de los usuarios me ofrezco en posteriores posts a tratar las paradojas de Braess y de Simpson en contextos de crisis.

Categorías: Cajón de sastre, General
04/11/2009 Redactado por...-> Noé