Centro Europeo de Empresas e Innovación

CEEI - Asturias

Los 8 consejos para captar fondos de Paul Graham
Paul Graham: programador, ensayista, emprendedor y business angel

1. Tenga bajas expectativas
 
Una de las razones por las que la recaudación de fondos acaba con la moral de muchas empresas, es porque ven decepcionados sus intentos y la mayor parte de las veces estas decepciones se derivan de tener elevadas expectativas. Si bien el optimismo tiene que estar presente en un emprendedor, éste no siempre es buen amigo del momento de recaudar dinero. Es preferible no sembrar muchas esperanzas en las rentabilidades que puedan obtenerse y trabajar sobre ello, observando los resultados.
 
2. No descuide el arranque
 
Graham comenta: “La recaudación de fondos tiene la misteriosa capacidad de captar la atención de todos”. Por esta razón, es importante el equipo de trabajo que se ha formado, donde uno de los miembros tendría que dedicarse a los asuntos económicos, mientras el resto deberían estar consagrados a la buena marcha del proyecto. Según la experiencia de Graham, lo mejor es que sean tres fundadores de arranque y que el líder no sea el principal desarrollador. Por otro lado, hay que evitar caer en el círculo vicioso de no avanzar por no conseguir recursos y no conseguir recursos por no avanzar.
 
angel inversor3. Sea conservador
 
“Cuando las cosas van bien puede asumir riesgos, cuando marchan mal prefiera jugar sobre seguro”. Uno de los mayores riesgos de los emprendedores radica en darle excesiva cabida a la capacidad de engañarse a sí mismos, creando falsos panoramas que resultan perjudiciales. Graham recomienda, si bien estudiar las ofertas y buscar la mejor, optar por la más sensata y no seguir esperando “algo” que quizás nunca llegue. “Las empresas no ganan por conseguir grandes rondas de financiación sino por hacer grandes productos”
 
4. Sea flexible
 
Graham, que conoce los dos lados de la moneda (emprendedor e inversor), plantea un par de preguntas que los inversionistas suelen hacer y que no deberían ser respondidas por el solicitante: ¿Con quién más está usted hablando? y ¿Cuánto está usted tratando de conseguir?. De la primera, los inversionistas generalmente no esperan obtener respuesta, pero la segunda es una auténtica trampa donde cualquier respuesta (y su interpretación) pueden dejar mal parado al emprendedor. Además, considera obsoleta la costumbre de que para un arranque es necesaria determinada cantidad, la idea que debe transmitir un emprendedor es: vamos a tener éxito, no importa con cuánto dinero contemos. Tener más, simplemente nos permitirá conseguirlo más rápido.
 
5. Sea independiente
 
No hay nada mejor para los inversores que percatarse de que un arranque puede tener éxito sin ellos.
 
6. No tome el rechazo de manera personal
 
Probablemente el rechazo de los primeros inversores le hará dudar de sí mismo, y si bien es necesario evaluar y observar en qué se puede estar fallando, no debe desmoralizarse. El emprendedor debe tener en cuenta que, según datos de Graham, uno de sus socios que un año estudió entre 500 y 800 planes de empresa, se interesó por 20 de ellos, con 5 de ellos mantuvo conversaciones y finalmente invirtió en 2. Analice cuáles son los motivos que los inversores dan para el rechazo y, si son problemas serios, soluciónelos, pero no los tome como ley pues el experto en emprendimiento es usted y no ellos.
 
7. Evite los inversores sin experiencia.
 
En el caso de verse en esa necesidad, que sea sólo como complemento a rondas más amplias donde esté involucrada gente experta.
 
8. Sepa dónde encontrarlos.
 
No se cierre a mantener negociaciones con varios inversores al mismo tiempo, es símbolo de seguridad y de nuevo, reiteración de que no está a expensas de la decisión de un tercero para sobrevivir. “El valor de un potencial inversionista es una combinación de lo bueno que sería si dice que sí y qué tan probable es que vaya a decir que sí”. Procure poner más peso en lo segundo, conseguir que un inversor se acerque a ese sí despertará que otros también lo hagan.
 
¿Dónde puedo encontrar business angels en Asturias? Visite www.asban.es
 
Categorías: Financiación, General
12/03/2009 Redactado por...-> VAA
COMO NO ANALIZAR UN PLAN DE EMPRESA

Hay 2 formas antagónicas de entender un plan de empresa que pueden inducir a un sesgo interpretativo del plan de viabilidad de un nuevo proyecto empresarial.

Vamos a agruparlas en 2 tipos de visiones que nos atrevemos a autodefinir.

 

-El Contenutismo: Análisis del plan de empresa atendiendo o primando en exceso la parte textual del estudio de viabilidad. Si bien el problema, en la mayoría de los casos, viene agudizado por un contexto donde brilla un exceso desmesurado del ‘parrafismo’ o donde existe un contenido desacompasado con el económico financiero , no es menos cierto que aunque haya un equilibrio de fondo y forma , y sobre todo , haya una sintonía entre la parte textual y la numérica ,se produce en muchos análisis una miopía analítica de la parte económica financiera, resultando las reflexiones finales pobres , muy posibilistas y principalmente tendentes a caer en la ‘trampa de la perspectiva’.

 imagen del post

-El Ratio-Chartismo: En el otro extremo, en muchas ocasiones podemos caer en la tentación del enamoramiento ‘numerológico’ a la hora de analizar los proyectos. Esta desviación, si es muy desaforada, es muy peligrosa en el caso de nuevos proyectos empresariales ya que éstos, como es lógico, arrojan resultados sobre datos y perspectivas temporales , en la mayoría de los casos, débiles o endebles. No decimos que el análisis económico financiero no tenga su importancia, claro que la tiene y ésta es importante para la previsión de la viabilidad de un proyecto, pero el sobrepeso de esta reflexión entorno a los ratios y grafismos puede llevarnos a la ‘trampa ilusoria’. Aparte del problema de la base débil , existe el sesgo en algunos de los ratios y de los métodos de análisis de inversiones ,esto es,  tienen problemas de ‘línea corta’ , de incomparabilidad y de trampa de infra y sobredimensión del promedio.

 

Pensamos que un buen análisis es el que se basa en la ponderación y gradación, dependiendo del tipo de actividad y proyecto que se trate, entre lo cuantitativo y cualitativo.

Una de las reflexiones (que os proponemos como materia de discusión en este blog)  es que, a diferencia del pensamiento generalizado, en el análisis económico financiero de los proyectos queda mucho camino por recorrer.

Pronosticamos que en un futuro,próximo o lejano, habrá que ir complementando el análisis tradicional con el de otro tipo de análisis estructurales y , como no,  con el apoyo de metodologías e indicadores de otras disciplinas como la psicometría.

 

 

P.D.:Para ‘abrir boca’ ya veis que sólo os hemos lanzado los términos de las trampas sin esbozarlas. Si estáis interesados prometemos un monográfico sobre dichas trampas.

Categorías: Consejos, General
05/03/2009 Redactado por...-> Noé