Noticias
17 ABR-08

14 pymes asturianas optan a participar en 48 consorcios europeos gracias a un proyecto de cooperación empresarial del CEEI

ElEl 7º Programa Marco es un hito que toda empresa debe tener presente si quiere acceder a fondos de la Unión Europea para financiar sus ideas. No en vano, se trata de la principal herramienta política y financiera de la UE para el incentivo de sus actividades de I+D. Participar en un programa marco supone integrarse en un consorcio de empresas y entidades investigadoras pertenecientes a diversos países.
Las pymes asturianas siempre han tenido dificultades para participar en proyectos financiados por los distintos programas marco debidas a la complejidad de entrar en consorcios transnacionales. Por eso, el CEEI puso en marcha el proyecto piloto “Cooperación empresarial para la participación en el 7º PM de I+DT” y creó la Unidad Comercial de I+D+i para ayudar a las empresas a difundir sus capacidades y organizarles misiones comerciales que les permitieran encontrar socios europeos.
“El CEEI ayuda a la puesta en marcha y consolidación de empresas innovadoras que por su naturaleza están obligadas desde su nacimiento a moverse en un mercado global. Muchas son pequeñas y no disponen de la masa crítica necesaria para abordar en solitario su posicionamiento en Europa. De ahí, la importancia de este proyecto”, subrayó la directora del CEEI, Eva Pando, en la presentación de los resultados del proyecto. “Los buenos resultados del proyecto ayudarán a situar a Asturias en el pelotón de cabeza de la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación y propiciarán la obtención de financiación procedente del VII Programa Marco”, añadió el presidente del CEEI, Víctor G. Marroquín.
Si bien hay otros organismos e instituciones públicas en España que facilitan a las empresas su participación en el 7PM, ninguno ofrece una tutorización tan directa. “Hemos hecho a las empresas un análisis pormenorizado de sus capacidades tecnológicas, las hemos difundido, hemos ido de avanzadilla a conocer in situ las propuestas de programas de cooperación tecnológica en los que podrían encajar para que no perdieran el tiempo si no se adecuaban… Podemos decir que las llevamos de la mano”, asegura Pando.
Resultados
Gracias al proyecto, las empresas han podido presentar su candidatura para participar en 48 consorcios europeos. Finalmente, se aceptaron 32 propuestas. De los proyectos que ejecutarán los consorcios, la mayoría están pendientes de la decisión por parte de la Comisión Europea.
Estas cifras son el resultado de las misiones comerciales tecnológicas y otras actividadaes de difusión que el CEEI realizó con las pymes a centros tecnológicos y universidades de toda europa y a los más de 400 contactos establecidos con agentes innovadores a los que se les presentó la I+D de las empresas asturianas.
Tan importantes que los resultados cuantitativos del proyecto son los cualitativos, ya que la participación en el mismo ha desencadenado que las empresas vieran la necesidad de acometer cambios estucturales para consolidar su actividad innovadora como crear un departamento específico de I+D o contratar más personal para desarrollar nuevos proyectos; y se han creado proyectos de cooperación entre las propias empresas integrantes de la unidad comercial.
Vistas las oportunidades que ha supuesto para estas empresas su participación en el proyecto piloto y el reconocimiento internacional que les reportará su participación en proyectos europeos, el CEEI abrirá una nueva convocatoria para dar cabida a otras pymes que tengan interés en participar en proyectos europeos. Asimismo, las empresas que participaron en esta edición han manifestado su interés por continuar perteneciendo a la Unidad Comercial de I+D y seguir recibiendo este servicio de “tutorización europea”.
Histórico del proyecto
El proyecto piloto ha sido gestionado por el CEEI y ejecutado por I+DEX, unidad del grupo DEX con amplia experiencia en innovación y en la preparación y gestión de proyectos europeos. Se ha llevado a cabo una fase de diagnóstico en la que han identificado los intereses empresariales, capacidades industriales, oportunidades de productos y necesidades de proyecto en materia de I+DT de cada una de las 14 pymes. A partir de esta información, se creó una web en cuatro idiomas y se editó el catálogo “Hacia el 7ºPM” para presentar a las empresas a los potenciales líderes de proyectos europeos. El siguiente paso fueron las misiones comerciales a países europeos en busca de socios para cada una de las empresas. Entre otros, se mantuvieron reuniones con los responsables de proyectos de investigación de la Universidad de Cranfield (Inglaterra), uno de los cinco centros universitarios más importantes del país en la realización de proyectos de investigación que tienen como garante haber sido socios de numerosos proyectos europeos; el instituto tecnológico Fraunhofer IBMTen Alemania; el Centro de Investigación de Materiales de la Universidad Católica de Lovaina y el Centro Tecnológico VITO, el más grande de la región de Flandes; y el Instituto Tecnológico Danés, una organización con 35 centros de investigación aplicada.
Las 14 pymes asturianas que participaron en el proyecto piloto, subvencionado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y por el IDEPA a través del Plan de Consolidación y Competitividad de la Pyme (PCCP), son Entrechem, Dropsens, Tesis Telemedicina, Juntas Industriales y Navales, Tecnia Ingenieros, Delfín Tubes, Bricobuk, El Caleyo Derivados, Climastar Thermostone, Termosalud, Hidritec Tecnologías y Gestión de Recursos Hídricos, Tekox Técnica Conexiones, Ingenieros Asesores y De Facto Standards.
La experiencia de una de las empresas participantes
El próximo lunes día 21 de abril a las 18 horas en el Hotel Barceló, el CEEI entregará los diplomas BioANCES a los emprendedores que finalizaron con éxito la formación de Genoma España para poner en marcha una empresa biotecnológica, y las marcas EIBTs que reconocen a las empresas innovadoras de base tecnológica. En este contexto, unos de los socios fundadores de Dropsens, empresa que participó en el proyecto piloto, contará su experiencia y concretará los consorcios europeos en los que ha sido aceptado.
La jornada –que servirá también para recordar los servicios específicos que presta el CEEI para la puesta en marcha y consolidación de Empresas Innovadoras de Base Tecnológica— la cerrará Xavier Carrillo, socio fundador de Digital Legends, empresa dedicada al desarrollo de videojuegos y tecnologías de representación gráfica que además es una de las firmas asociadas y desarrolladoras First Party de Nokia desde el año 2004. Carrillo desvelará las claves de su exitosa trayectoria empresarial como emprendedor de base tecnológica.